Síganos vía E-Mail:

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog y recibir notificaciones sobre los nuevos posts y contenidos.

Únete a otros 140 suscriptores

Artículos de Oscar Carlos Cortelezzi (OscarCo)
Testimonios de los lectores
Haz una pregunta!!
Modo para tablets y celulares
Foros de Debate
  • Ángel (Gustave Dore)

    Ángel 

    Ángel, proviene del latín angelus = “mensajero”. A su vez, este proviene del griego: ἄγγελος (ángelos) y del hebreo bíblico: םַלְאָךְ (mal´ak). La etimología original es: “Mensajero”, “representante”. Leer más…

Grupos (Glosario)

Calendario de Posts:

Abril 2017
D L M X J V S
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Archivo del Blog:

Próxima Festividad:

Día Internacional de la Madre Tierra... Concientización sobre los problemas ecológicos del planeta.
Evento

Próximo Sabbat:

Va a ocurrir en...
7 días
Evento

¿Quieres ser autor en este blog?

Me interesa tu colabo-ración. Por favor comple-ta el formulario haciendo click AQUÍ. Gracias!!

Este blog es un lugar abierto de opinión, consulta y debate. Te invitamos a participar, ya sea comentando, siguiendo los posts, solicitando ser autor o enviándonos material para agregar al sitio. Muchas gracias por tu visita, lectura y participación...

This blog is a open site for opinion, consultation and debate. We invite you to participate, either commen-ting, following posts, asking to be author or send material to add to the site. Thank you very much for your visit, reading and participation...

Certificaciones:

- Blog Registrado -
Reflexiones Paganas
IBSN: 2565-157-8-50
Propiedad de:
Oscar Carlos Cortelezzi.

IBSN: Internet Blog Serial Number 2565-157-8-50

Protected by Copyscape Original Content Check

reflexionespaganas.com website reputation

Reflexiones Paganas - QR Code

Security Check

Secure Site


¿Cómo fueron sus inicios en el Paganismo? Ser pagano solitario es complejo, sobre todo en...

[ A+ ] / [ A- ]   
Modo Smartphone
Print Friendly
Listado de PreguntasCategoria: Paganismo¿Cómo fueron sus inicios en el Paganismo?
Anonimo preguntada 2 años antes

PreguntasBuenas Noches: Ser pagano solitario es complejo, sobre todo en países como los nuestros en donde el cristianismo es preponderante y se conoce poco sobre esta senda. Como hizo Ud., como fueron sus inicios…


Compartir:

Facebook Twitter Google Plus linkedin Pinterest Tumblr Whatsapp Telegram

Question Categories: 
Question Tags: 
1 Respuestas
Oscar Carlos CortelezziOscar Carlos Cortelezzi Staff contestada 2 años antes

Ante todo, me he tomado la libertad de pasar esta pregunta a nivel público (originalmente el autor la posteó como privada), dado que es anónima y por tanto no pone en riesgo la privacidad de nadie y, además, porque esta dirigida a mi persona en particular (y como la mayoría sabe, no mantengo en privado casi nada que tenga que ver con mi confesión pagana o temas relacionados).

Bien, en efecto, el “caminar en solitario” el sendero del Paganismo es difícil, duro; se debe renunciar a muchas cosas y, en ocasiones, las cosas se ponen de verdad difíciles, pero realmente vale la pena…

Contaré mis comienzos en esto, porque quizás le sirva a muchos que recién empiezan a abordar nuestra religión y nuestra filosofía de vida (pues el Paganismo es esas dos cosas).

Nací en el seno de una familia católica, no demasiado “fanática”, pero lo suficiente como para aborrecer a toda otra religión y considerarla (como mínimo) un “error”.

Mis primos (todos por parte de mi padre, ya que mi madre tenía sólo un hermano y no tuvo hijos) fueron educados en el más estricto catolicismo, al igual que yo, hasta mis 16, cuando decidí cambiar a otra cosa…

Mi madre, en parte por convicción (no iba todos los domingos a misa, pero sí frecuentaba la iglesia), en parte por el “qué dirán” los vecinos, parientes y afines, me hizo pasar por toda la retahíla de rituales y sacramentos católicos, desde el bautismo hasta la confirmación y, en medio de eso, teniendo que cursar 2 años de aburrido “catecismo”.

En aquellos tiempos, yo creía en todo aquello. Jamás fui una persona atea, agnóstica o alejada de lo religioso, sencillamente discurrí de una cosa en otra, hasta que encontré nuestro camino.

Sin embargo, fui criado en una casa con un gran terreno, lleno de árboles y plantas de todo tipo… Tenía muchos animales, desde aves de corral hasta loros; desde peces hasta mi perro y mi primer gato… Amaba a los árboles grandes y hasta les había puesto nombre. El barrio no era diferente, había mucha vegetación y hasta un río a 4 calles de mi casa. Eso debió influir en mi amor por la Naturaleza.

Recuerdo al pequeño patio techado del frente de mi casa: Cuando niño me sentaba allí para ver las tormentas eléctricas de día y las estrellas por las noches… Realmente todo aquello “tocó mi espíritu” desde mi primera infancia.

Creo que mi primer experiencia “pagana” (muy temprana), fue cerca de los tres años… Por entonces y hasta que mi hermana nació (cuando yo tenía 3 años y 6 meses), mi madre solía llevarme a la Basílica de Luján (la iglesia de la virgen más importante de Argentina, y casi una catedral gótica en su diseño y tamaño). La iglesia en cuestión tiene (o al menos tenía en aquellos tiempos) una gran cantidad de capillas para santos y vírgenes, además de los altares principales.

El caso fue que, según recuerdo, mi madre me dijo: “Saluda a todos por los que cruces” y a mí se me ocurrió que debía hacerlo con todos y cada uno, al punto que se nos hizo tarde y ya estaba por cerrar la iglesia… A mí, y dado que estábamos casi a solas, ese recuerdo siempre se mantuvo en mi mente con un muy “politeísta” sabor pagano…

Otras dos influencias de mi infancia, fueron televisivas… Recuerdo que por las mañanas, en alguno de los canales de TV de Buenos Aires, pasaban las tiras cómicas (eran eso más que verdaderos cartoons ya que ni se movían) de Marvel Comics, entre ellas, las de Thor, el dios nórdico del trueno (convertido en superhéroe por la editorial de comics citada)…

A mí el dios nórdico me fascinaba. Creía que un dios debía hacer precisamente eso: Luchar y defender a la Humanidad con su fuerza, no sufriendo o muriendo en una cruz… Tal es así, que un día le dije a mi madre: “¡Ese sí es un verdadero dios!”, lo cual me costó caro debido a su enojo y preocupación por mi “alma”.

Unos años después, comenzó a televisarse la serie “Kung Fu” y a mi me encantó… Sin embargo, como justamente estaba cursando el “catecismo”, me preocupó simpatizar con la filosofía de aquel monje buddhista, que parecía tener una espiritualidad igual o superior a la cristiana, pero sin conexión alguna con ella. Eso me hizo “ruido” en mi cabeza por años (“¡Entonces había más en el mundo de las creencias y de los dioses que los cuentos que a mí me habían contado!”).

Sin embargo y más allá de mis lecturas sobre la historia antigua (mi abuelo materno tenía un puesto de periódicos y revistas y, pese a ser casi analfabeto, fue quien me inculcó el amor por los libros, trayéndome toda cosa coleccionable concebible), no pasó nada hasta mis 13 años.

En esos tiempos, tuve una gripe virósica muy fuerte y tuve que pasar unos 15 días en cama. Ya estaba aburrido de mis libros (y la TV dañaba mi vista por la irritación ocular provocada por la fiebre), así que mi madre accedió a prestarme libros suyos, para variar un poco…

Recuerdo que uno fue de “autoayuda”, lo cual pasó de mí, porque me resultó aburrido. Pero otro era sobre espiritismo (resulta que mi madre, después de todo, tenía curiosidad por “otras cosas” fuera de su catolicismo). No me gustó lo que enseñaba, me parecía que tampoco era el camino correcto… Pero sin embargo, me quedaron flotando en la mente varios conceptos: “Reencarnación”, “diversos mensajes religiosos”, etc… Al terminar ese libro, nunca más creí en el “Cielo y el Infierno” o en que existía una “única religión verdadera”.

Un par de años después, tuve una experiencia “pico”, algo raro que no soy capaz de describir en palabras, pero que me hizo interesarme más en las religiones ancestrales y, al mismo tiempo, en la Ciencia.

Poco después, conocí al que luego sería el marido de una de mis primas. Con él compartí lecturas sobre orientalismo y un día lo convencí a que me dejara someterlo a una “regresión” (bueno, en realidad no le advertí de ello, pensando que sería más científico si no lo predisponía). Los resultados, de las varias sesiones subsecuentes, me apabullaron…

Con los años, supe que existen explicaciones científicas para esas “visiones” y “alucinaciones” y que no es el camino correcto para indagar si existen “otras vidas”. Pero en ese momento, me hizo abandonar por completo el Cristianismo. Estaba convencido que debían existir creencias más certeras, antiguas y menos fanáticas que esa…

A partir de allí, comencé (primero de manera aficionada y luego profesional) el estudio de las religiones ancestrales. Creo que entre los 16 y los 20 fue que me hice realmente pagano. Sé que ya comenzados mis 20, había adoptado el panteón egipcio como a mis dioses, pese a que tuve episodios de simpatía con lo hindú y lo buddhista antes de ello.

El resto fue un lento proceso de aprendizaje, sin las ventajas de la Internet y los multimedios, sólo en base a libros y en virtual soledad… Tardé años en llamarme a mí mismo “pagano”, porque no conocía a otros de mi clase.

A los 26 conocí a mi primer esposa… No practicaba ninguna religión pero era permeable a lo espiritual y en poco tiempo adoptó la mía. Durante los 5 años que estuvimos juntos, compartí el kemetismo con ella (la tradición reconstruccionista pagana de la religión del Antiguo Egipto).

Con mi segunda esposa la cosa fue diferente, pero nunca tuve problemas (tuve una relación de 16 años y todavía la trato y nos llevamos bien). Ella era más o menos agnóstica, pero respetaba mis creencias, si bien creo que nunca llegó a entenderlas.

Felizmente, mi actual pareja es pagana y con ancestros vikingos, comprende perfectamente lo mío y nos sentimos muy cerca a nivel espiritual…

Ahora bien… ¿Cuáles fueron mis principales problemas? … Trataré de enumerarlos sintéticamente:

La única persona que realmente me perturbó en este camino, fue mi madre… Hasta bien entrados mis 20, ella hizo lo imposible porque volviera a la ICAR. Eso no me molestaba, pero el chantaje moral y emocional que llevaba a cabo me hacía sentir remordimientos, pena y preocupación… Digamos que no fue de ayuda para mi camino espiritual.

En lo laboral jamás tuve incidentes… Pese a que trabajé 10 años como personal civil de la Policía Federal Argentina (y como es sabido, todos los policías latinoamericanos son ultra-católicos), jamás fui perturbado por mi fe pagana. No lo ocultaba ni lo proclamaba… Al cambiarme en el vestuario, todos los policías y civiles veían mi ankh (es grande, de unos 7 cm) y preguntaban, pero sin provocar o faltar el respeto.

A la larga me di cuenta que era tanto porque yo mostraba seguridad, así como porque me hacía respetar (por las buenas o las malas -desde muy joven me tomé en serio lo de ser un “guerrero pagano”).

Nunca tuve problemas con mis amigos no-paganos, tengo incluso algunos muy cercanos que son sacerdotes cristianos, judíos o de otras religiones. Eso sí, jamás permito la menor insinuación de querer convencerme de algo (diferente de mi paganismo) pero eso rara vez ha ocurrido. En general, departimos afablemente sobre teología, filosofía, historia y mitología, sin problema alguno.

Sin embargo, he tenido que pagar algunos “altos precios” por mantenerme en este sendero… Es posible que hubiese tenido mucho más prosperidad económica y profesional si no hubiese proclamado siempre mi desacuerdo con el sistema hegemónico de creencias. Quizás me llevaría mejor con mis vecinos y alguna que otra cosa más… Incluso sospecho que el no haber tenido hijos fue, en parte, para no forzarlos a mantener un sistema de creencias tan antagónico con el que (tristemente) domina Occidente… Pero valió la pena. Tengo 52 años y 36 de pagano y no me arrepiento ni por un segundo de haber vivido bajo el sendero de los dioses ancestrales.

¿Cómo encarar el sendero? Con discreción, pero sin “secretismo”, con respeto a lo que creen los demás, pero sin ser pusilánimes. Nunca ocultar que se está en desacuerdo y ser coherentes con lo nuestro. ¡Así todos nos respetarán…!

El lema que uso en Reflexiones Paganas, creo que cuadra a la perfección con esto:

“Confía en los dioses, cumple tu destino, mantén el balance, deja tu marca, respeta a lo viviente, haz tu voluntad… Tal es la naturaleza del camino pagano”.

Bien, espero que con eso quede respondida la pregunta… :)




[Use copiar (Ctrl + C) y pegar (Ctrl + V)]

Otros posts de interés:

  • Ecologismo vs. Conservacionismo21/08/2012 Ecologismo vs. Conservacionismo Diferencias entre ecologistas y conservacionistas. Una reflexión sobre las distorsiones politizadas y los falsos conceptos de que adolece la mayor parte del movimiento ecologista moderno.
  • Friedrich Nietzsche’s quote IV12/06/2015 Friedrich Nietzsche’s quote IV The individual has always had to struggle to keep from being overwhelmed by the tribe. If you try it, you will be lonely often, and sometimes frightened. But no price is too high to pay for the privilege of owning yourself. // El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la […]
  • Salón de Ma'at22/08/2013 La Pesada de las Palabras La entrada del difundo al «Santuario de Maat», Señora de la Verdad-Justicia; la «Pesada de las Palabras» (o sea el contenido del corazón) y la presentación del mismo en frente de Wsr (Osiris). Del Papiro de Ani, h. 1200 a.C. (Parte del «Libro de la Salida del Alma hacia la Plena Luz del […]