Síganos vía E-Mail:

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog y recibir notificaciones sobre los nuevos posts y contenidos.

Únete a otros 140 suscriptores

Artículos de Oscar Carlos Cortelezzi (OscarCo)
Testimonios de los lectores
Haz una pregunta!!
Modo para tablets y celulares
Foros de Debate
  • Ángel (Gustave Dore)

    Ángel 

    Ángel, proviene del latín angelus = “mensajero”. A su vez, este proviene del griego: ἄγγελος (ángelos) y del hebreo bíblico: םַלְאָךְ (mal´ak). La etimología original es: “Mensajero”, “representante”. Leer más…

Grupos (Glosario)

  • Paganismo y problemas familiares 

    Testimonio de una lectora del blog, sobre su conversión al Paganismo y las dificultades familiares que esto trae consigo... Hace relativamente poco empecé este sendero. Siempre me han interesado las culturas antiguas, me acuerdo que cuando era más chica, tipo ocho, leí por primera vez un mito griego en la escuela... Leer más… 

    Por

Calendario de Posts:

Abril 2017
DLMXJVS
« Mar  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30 

Archivo del Blog:

Próxima Festividad:

Día Internacional de la Madre Tierra... Concientización sobre los problemas ecológicos del planeta.
Evento

Próximo Sabbat:

Va a ocurrir en...
7 días
Evento

¿Quieres ser autor en este blog?

Me interesa tu colabo-ración. Por favor comple-ta el formulario haciendo click AQUÍ. Gracias!!

Este blog es un lugar abierto de opinión, consulta y debate. Te invitamos a participar, ya sea comentando, siguiendo los posts, solicitando ser autor o enviándonos material para agregar al sitio. Muchas gracias por tu visita, lectura y participación...

This blog is a open site for opinion, consultation and debate. We invite you to participate, either commen-ting, following posts, asking to be author or send material to add to the site. Thank you very much for your visit, reading and participation...

Certificaciones:

- Blog Registrado -
Reflexiones Paganas
IBSN: 2565-157-8-50
Propiedad de:
Oscar Carlos Cortelezzi.

IBSN: Internet Blog Serial Number 2565-157-8-50

Protected by Copyscape Original Content Check

reflexionespaganas.com website reputation

Reflexiones Paganas - QR Code

Security Check

Secure Site

Se trata de uno de los sincretismos más desafortunados entre las creencias paganas y las...

[ A+ ] / [ A- ]   
Modo Smartphone
Print Friendly

Se trata de uno de los sincretismos más desafortunados entre las creencias paganas y cristianas. Abordado por muchas tendencias new-ages y paganas “light”, genera un sinfín de confusiones respecto de qué son los ángeles o si son válidos dentro del contexto de las creencia paganas. Este es un breve artículo que trata de puntualizar las irreconciliables antinomias entre el culto angélico y el paganismo.

Saluda a todos pero mantente siempre en tu sitial

Tulsi-Das (Escritor hindú – s. XV d.C.)

Dioses y Ángeles:

Uno de los sincretismos menos afortunados que se han producido dentro de las tradiciones neopaganas, tiene que ver con los ángeles y otras entidades judeo-cristianas, consideradas como intermediarias entre la divinidad y el hombre.

Típico ángel cristiano

Típico ángel cristiano

Quienes aceptan como viable el hecho de que algunos “paganos” crean en los ángeles cristianos, aducen que, como estos últimos vienen a llenar el vacío generado por la creencia en un “único dios” y, además, tienen relación remota con los panteones antiguos, la mezcla o asimilación resulta natural. Sin embargo, tal “parentesco” con lo ancestral, no tiene que ver con los valores éticos, las nociones teológicas o metafísicas; ni tampoco con una visión general de la vida.

El Cristianismo, en la traumática evolución que sufrió durante el primer milenio de su historia, asimiló en gran medida la faz iconográfica y unos pocos atributos externos de los dioses, convirtiendo a estos en ángeles y santos imaginarios o bien trasladando dichas características a los héroes de su fe1. No obstante, en el proceso, quitó todo lo valioso y significativo de las nociones religiosas que, originalmente, les dieron forma.

Incompatibilidad teológica:

Casi todas las culturas que desarrollaron religiones complejas y evolucionadas, concibieron en sus panteones y mitologías a seres definibles como deidades menores o subsidiarias. A veces, eran entidades inmortales que llevaban a cabo tareas de algún tipo en particular, dentro del devenir cósmico. Este hecho hace pensar en los ángeles cristianos, pero el parecido es sólo externo o morfológico. Las cualidades y atributos teológicos de estos últimos, son totalmente incompatibles con las creencias paganas fundamentales, por lo que no pueden ser absorbidos dentro de una tradición formal o un esquema de culto particular, sin caer en conflictos e incongruencias.

Es aceptado por la mayoría de los académicos, que algunos de los atributos iconográficos y teológicos de los ángeles y seres análogos, son derivados de las características de los antiguos dioses. Hay consenso en la idea de que durante el destierro en Babilonia2, los judíos asimilaron estas ideas de los nativos de la ciudad y sobre todo de los persas mazdeos, que estaban en contacto directo con ellos. También es probable que, ya dentro del Cristianismo, se dieran sincretismos con los dioses y seres mitológicos del Antiguo Egipto, en particular en el marco del contexto alejandrino3.

Tales consideraciones, sólo tienen un interés antropológico, no pueden ser causa de validación de los sistemas de creencias neopaganos que abordan a los ángeles como a entidades inherentes a su “fauna metafísica”. Las mismas no implican que los ángeles sean equivalentes judeo-cristianos de los dioses, dado que en estos seres, la misma naturaleza divina ha desaparecido, al igual que todo tipo de regencia autónoma de alguna fuerza natural, aspecto de la vida humana o “reino”.

Está claro que los ángeles llegaron a ocupar, en parte4, el vacío teológico y psicológico que produjo la desaparición del culto a los antiguos dioses, pero ello no presupone definirlos como sus equivalentes, sino como sus “herederos” en el ámbito de los mitos y la creencia popular de Occidente.

En el A.T. y en la literatura apócrifa hebrea5, los ángeles son seres ejecutores de las órdenes y la voluntad de Yãhwêh6. En ningún caso, salvo cuando se vuelven sus adversarios -como ocurre con el mito de Satán7 y sus huestes-, fomentan eventos por su cuenta o son promotores de acciones humanas por propia voluntad. Al contrario de lo anterior, los dioses del Paganismo, tienen sus propios planes para el Hombre, la Naturaleza y el Universo, así como también no suelen conjugar su voluntad con la de las demás deidades o con algún dios supremo, si es que existe dentro de la mitología inherente.

Según la teología cristiana los ángeles son seres incorpóreos, subordinados al [único] dios Padre con potestades concedidas por éste, como por ejemplo el carácter de “Mensajero” del Arcángel Gabriel -para cristianos y musulmanes8. A la inversa, los dioses y entidades metafísicas del paganismo poseen características definidas, son independientes y sólo responden a otras divinidades en un status de igualdad. Cualquier subordinación a deidades superiores es circunstancial o bien relativa a su ámbito de acción9, jamás constituye una condición permanente.

Se cree que los ángeles son seres uniformes, no se conocen varias clases10 de ellos y menos aun diferencias individuales. Pese a los intentos de algunos teólogos y esoteristas por definir sus funciones y atributos basándose en los nombres con que se alude a ellos en los textos bíblicos, jamás existió consenso sobre el tema y menos aún, tales definiciones, se arraigaron en las creencias populares. Salvo por algunos con nombres propios citados en la literatura judeo-cristiana e islámica, en el contexto de las fábulas moralizadoras (midrásicas), siempre se habla de “coros”, “legiones” o grupos de ángeles más que de individuos11.

En el Paganismo, a veces los “espíritus” o entidades naturales -como los elfos o las hadas12– no tienen un nombre propio, pero siempre se trata de individuos específicos, protagonistas de un mito o episodio legendario. En dichas tradiciones, no se produce la “masificación”. La misma se origina en la pretensión de que todos los seres son servidores de un ser supremo -idea refractaria al Paganismo.

Los ángeles son creados y limitados, siempre obedientes de la divinidad única y no poseen la prerrogativa de obrar por su cuenta o de generar fenómenos en el mundo material o espiritual. Tanto en el Judaísmo como en el Cristianismo, los ángeles son los “robots ejecutores” del dios bíblico. Al contrario, todos los tipos de entidades que conforman los “ecosistemas” metafísicos ancestrales son relativamente autónomas, independientes y con frecuencia anteceden a los grandes dioses.

Por otro lado, los dioses son increados, auto-creados o bien engendrados, nunca “creados” en serie por un demiurgo a la manera de una especie o clase; son arquetípicos, poseyendo cada uno, una rica mitología y simbología; y jamás pueden ser englobados o uniformados de manera alguna. Si bien su poder tiene un límite cualitativo -cada uno ejerce cierto tipo de potestad sobre algún ámbito del Cosmos, no tienen límite cuantitativo y no le deben obediencia a ningún otro ser. Más allá del respeto y el temor, que se supone, le tienen a los dioses “superiores” a ellos mismos13, cada uno en su esfera de acción es omnipotente.

Diosa Ishtar

Ereshkigal, diosa sumerio/acadia del Inframundo. Era hermana de Ishtar y consorte de Nergal, diosa babilónica del amor, la guerra.

Cualquiera sea la concepción que las tradiciones monoteístas tengan de las jerarquías de seres celestiales, siempre se trata de estructuras rígidas, invariables y predecibles. Salvo por los mitos de “ángeles caídos”, que por estarlo, perdieron todo interés a nivel del culto y son despreciados por los fieles en general, nada cambia en el esquema cósmico desde su creación.

Por el contrario, en el Paganismo, todos los roles y jerarquías son mutables, cambian y se renuevan según los ciclos y estadios. Los mitos y símbolos se reciclan en forma parecida a como ocurre en la Naturaleza con todas las formas de vida. El hecho de que se asuma la Evolución en vez de la Creación, llevada a cabo por algún dios supremo, presenta a los planos de existencia espirituales, como “ecosistemas” evolucionando e interactuando constantemente14. Dos ejemplos emblemáticos de ello, son el Ragnarok de los nórdicos (u “Ocaso de los Dioses”) y la transición de los dioses titánicos a los olímpicos en Grecia.

Otro aspecto equívoco en la noción de los “ángeles”, desde el punto de vista pagano, es que estos seres presentan cierta ingenuidad, obedecen las tradicionales “virtudes”15, son “puros” y jamás transgreden las leyes de su dios. Incluso en los casos de los “ángeles caídos” el esquema es simplista y bipolar, al considerarlos la fuente del mal y detentadores o promotores de todos los “vicios” y “errores”. Esta característica maniquea16, heredada a los judíos y luego a los cristianos desde el Mazdeísmo persa y más tarde por sincretismo con la doctrina de Mani17, tampoco se condice con el naturalismo pagano y su noción de la inexistencia de un bien y un mal absolutos.

Por estas, entre otras razones, los “ángeles” no encajan ni en la idea de considerar a los dioses como entidades celestiales subsidiarias o “vasallas” de un dios supremo, ni con la noción de que “debajo de los dioses” están los ángeles y que son ellos los que interactuan con los mortales. Ambas creencias son improcedentes para el Paganismo.



Compartir:

Facebook Twitter Google Plus linkedin Pinterest Tumblr Whatsapp Telegram

Oscar Carlos Cortelezzi

Autor: Oscar Carlos Cortelezzi

Autor, antropología, psicología, diseño y administración web...
Buenos Aires, Argentina.

Investigador del pasado y los orígenes de las creencias. Activista de los Derechos Humanos y los Derechos Animales. Ecologista radical. Pagano, liberal. Escritor, librepensador... 39 años de experiencia en la reconstrucción y difusión del Paganismo y el legado ancestral (21 años en la red).

Me gusta lo desconocido, el Erebus, lo que está en penumbras... Valoro tanto la Oscuridad como la Luz, que forman un eterno balance el cual da vida al Universo. Estoy en una jornada, una aventura y una exploración que sólo terminará cuando muera...
[Use copiar (Ctrl + C) y pegar (Ctrl + V)]
Y tú, ¿Crees en los ángeles? ¿Piensas que la creencia en estas entidades es compatible con las concepciones éticas y filosóficas del Paganismo? (Puedes comentar y opinar aquí...).

  ⁂  C O M E N T A R I O S  ⁂

«Comentarios del Blog»

 4 comentarios para «Cultos Angélicos y Paganismo»

  • soy pagano y no he encontrado ninguna similitud entre el mito de los ángeles y los demás mitos paganos, dentro de la teología podrá cuestionarse pero para la antropología no. Por desgracia muchos siguen insistiendo en el sincretismo.

    • Tú sabes Leander que ni sincretismo lo creo… Me da la impresión que esto es más una de esas muletillas que tienen la personas dubitativas o débiles para no tener que afrontar los grandes cambios en su vida.

      No veo nada de malo en que cristianos, judíos y musulmanes crean en “ángeles”. Cada quien tiene sus mitos y concepciones sobre la vida. Pero entre nosotros, los paganos (en general, sea cual sea nuestra tradición), lo veo como una remanencia de la religión que se nos inculcó en la infancia. Nada más.

      El sincretismo “temprano” respecto de los ángeles, es algo normal dentro de la historia de las religiones. Por ejemplo, entre los indoeuropeos que migraron al Oriente, existía la creencia de los “devs” (deavas, devas, etc… según el idioma en que evolucionó dicha cultura). Los persas tomaron la concepción védica de esos dioses menores, pero los demonizaron. Así es que los “deavas” del Mazdeísmo son seres, en general, malévolos, cuando en la cultura védica eran seres benévolos o al menos “neutros”. En esto se puede ver otro ejemplo similar, de como los dioses de las civilizaciones grecorromanas y mediterráneas terminaron por ser “ángeles” dentro del judeo-cristianismo. Pero el (yo llamaría) “eclecticismo” que existe entre los neo-paganos, new-ages, etc… y que consiste en mezclar el culto de los ángeles con el de los dioses, me parece un dislate, producto de la falta de valentía que (necesariamente) se debe tener para sacudirse la religión natal y abordar con honestidad y seriedad la que se ha optado por seguir.

      Saludos!

  • Un super artículo, concuerdo con que hay personas que no terminan de dar el paso para convertirse en paganos y siempre quieren llevar con ellos ese algo (sean ángeles u otras creencias), que los los vinculan con el cristianismo.

    • Muchas gracias, Janete!! :)

Dejar un Comentario